Blog de consumoelectrodomesticos

Caldera: ahorrar gas

Escrito por consumoelectrodomesticos 25-10-2015 en ahorrar calentador. Comentarios (0)

Ahorrar gas con la caldera


Ahorrar gas en casa no tiene por qué ser un tarea complicada ni muy estresante si sabes en qué enfocarte, teniendo en cuenta el rendimiento de la medida y el trabajo que nos supone llevarla a cabo. Aquí hay una lista de consejos fáciles de llevar a cabo para ahorrar gasto en gas y reducir el gasto en las facturas de la compañía de energía, según recomendación de fabricantes y de servicios técnicos de calderas:

Bajar el termostato de su caldera unos pocos grados puede ahorrar hasta un 10% en sus facturas del gas. Por usar ropa más caliente y perder estos pocos grados usted ahorrará dinero, probablemente incluso no note mucho la diferencia en la temperatura. Por la noche o cuando no está en la casa, el termostato puede estar aún más bajo para hacer ahorros adicionales.

Aislar tu casa correctamente: Asegúrese de que su casa está aislada correctamente para evitar la pérdida de calor durante el invierno. El calor fluye naturalmente desde las áreas más calientes hacia las áreas más frías de casa, para aislar correctamente puede impedir que el aire caliente caliente en su casa de escapar fuera de. Unos techos mal aislados pueden dejan pasar el frío y dejar que la calefacción que nos brinda la caldera salga hacia afuera. Algunas casas han sido diseñadas con especial atención a la eficiencia energética, pero la mayoría no llevan incorporado el correcto aislamiento que puede ayudar a reducir las facturas del gas. Puede agregarse aislamiento si el área es accesible o quiere contratar a alguien para hacerlo. Las principales áreas que requieren aislamiento son el techo del ático y la puerta al ático, áreas bajo plantas sobre áreas sin calefacción, por ejemplo un garaje o un sótano, muros de sótano caliente o extensión. Para las casas más antiguas con poco aislamiento en las paredes exteriores, un buen truco para mantener el calor de sus radiadores dentro de la casa es colocar reflectores de calor detrás de ellos. Puede comprar papel de radiador o simplemente use papel de cocina normal con el lado brillante hacia la parte posterior del radiador, o contar con un servicio técnico que le aconseje sobre cómo llevar a cabo esta labor.

ahorrar-caldera.jpg

Cerrar sus cortinas: Por la noche y especialmente durante el invierno o cuando hace frío, cerrar las cortinas puede ayudar a retener una cantidad considerable de calor. Pueden actuar como gran aislamiento de las ventanas y reducir la pérdida de calor a través del vidrio, particularmente de grandes ventanales y puertas de vidrio. Si no le supone mucho gasto, vale la pena incluso invertir en un nuevo conjunto más grueso de cortinas para colocarlas aunque sea en los meses de más frío, ya que ahorrará dinero en sus gastosde calefacción a largo plazo.

Mantenimiento la caldera: Un sistema de calefacción viejo y mal mantenido no será tan eficiente como podría serlo y podría terminar desperdiciando energía y dinero, sea una caldera o un calentador. Debe asegurarse de que el sistema de calefacción está funcionando correctamente antes de que llegue el invierno, para ello lo ideal es contar con un servicio técnico de calderas. Si espera hasta que la caldera o el calentador se rompa, puede ser muy costoso repararlo, en lugar de haber llevado su mantenimiento a tiempo. Su empresa de energía puede tener un seguro para su mantenimiento, consúltleo, con ello puede evitar una reparación y podrá mantenerlo funcionando eficientemente.


Renovarse: Si usted tiene un calentador de agua muy antiguo, pueden beneficiarse de reemplazarlo con un modelo eficiente más moderno. Se recuperará la inversión a largo plazo mediante la reducción de sus gastos de calefacción. En general, las calderas y calentadores tienen una vida o entre 10 y 15 años si se mantienen apropiadamente.

Doble acristalamiento: Puede parecer caro para pagarlo al principio pero una vez equipado, puede significar grandes ahorros en sus facturas de gas. Una gran cantidad de calor se pierde a través de sus ventanas y puertas y optando por doble acristalamiento pueden ayudar a mantener el calor en el interior.

Cocina eficiente: Use utensilios de tamaño correcto para cocinar. Siempre utilice la bandeja de tamaño adecuado y al agua de calefacción úsela solamente en la cantidad que necesite para que el gas no arda innecesariamente por el exceso de calor. Esto le permitirá ahorrar en gas y también en desgaste, para evitar contactar con un servicio técnico de reparación de electrodomésticos. Si sólo tiene una olla pequeña, puede utilizar un quemador más pequeño, esto ahorra energía y no dañará sus cacerolas por las llamas sobrantes alrededor.

ahorrar caldera

Analizar el proveedor: Y por supuesto, usted puede ahorrar dinero en gas si cambia de compañía, ya que no todas las compañías de gas ofrecen las mismas ofertas. Por lo tanto, merece la pena pasar unos minutos investigando si podría ahorrar en su gasto de energía.


Explicando la nueva tarifa de luz por horas

Escrito por consumoelectrodomesticos 30-09-2015 en Tarifa eléctrica. Comentarios (0)

Ya está aquí lo que se venía anticipando desde hace tiempo: la nueva factura de la electricidad según la hora. Se hará efectiva el día 2 de octubre y aún la mayoría de la gente no termina de comprender qué va a suponer esto exactamente, por no decir que no tiene ni idea sobre las horas en las que la electricidad será más cara o barata.

Aquí queremos explicarte de qué va esto y darte unos consejos para que no te pille desprevenido y te lleves un buen golpe en tu primera factura tras este mes entrante de octubre.

Resulta que las compañías eléctricas ganaban hasta ahora poco dinero, y han tenido la audacia de llevar adelante un plan ganar algo más: cobrarte la electricidad a un precio diferente según la hora a la que la consumas. Sí, a ellos les sale al mismo -irrisorio- precio producirla, independientemente de la hora. Pero a ti te van a cobrar diferencias notables como 3 céntimos por kWh, lo cual puede parecer poco, pero es una diferencia de un ¡¡37%!! respecto al nivel base del precio.

La idea original es concienciar a la gente del impacto que tiene el consumo eléctrico en el medio ambiente, por los contaminantes que producen las centrales energéticas que nos abastecen de electricidad... En teoría, si gastas menos electricidad, contaminamos menos. Pero en la práctica, aunque gastes menos, la fábrica produce la misma cantidad, no puede predecir cuándo vas a comenzar a gastar. Ahí surge la idea del precio por hora: influir en las franjas horarias de nuestro gasto.

Si te cobro la luz más cara a unas determinadas horas, vas a gastar menos electricidad durante esas horas, por lo que yo como fábrica podré producir menos luz sin riesgo de dejarte sin suministro. Así logramos ahorrar combustible y emisiones tóxicas al medio ambiente, pero también el gasto para las compañías eléctricas.

Ahora, en cifras prácticas, ¿Cómo gestionar esta nueva tarifa de la luz? Échale un ojo a la siguiente imagen, recoge los diferentes precios (€/kWh) que se dan según nos movemos en las horas del día:


Como ves, la electricidad va a ser muy barata en las horas donde la mayor parte de los humanos dormimos: desde las doce de la noche hasta las seis de la mañana. Y también en las horas de la siesta: de 3 a 5 de la tarde. ¡Cómo nos conocen a los españoles! Tiene hasta su toque de humor que hayan incluido la hora de la siesta.

¿Y cuándo es más cara? A la hora en laque la mayoría de la gente ya está en su casa tras trabajar y se decide a ver el telediario u otro programa, usar el ordenador... De 8 a 10 de la noche. En el resto de tramos del día los precios se mueven en un rango intermedio, en torno a los 0,125 €/kWh.

Los analistas han predicho que el gasto de la familia común puede llegar a aumentar hasta en un 15% si no se maneja con cuidado el uso de la electricidad. Es decir, que si no cambian sus costumbres de vida, van a pagar más. Esto va a obligarles a adaptar los horarios del día para no tener que pagar más, por algo que hacían normalmente hasta ahora sin un precio añadido. Por otro lado, los -únicos- que pueden salir favorecidos son aquellos que trabajan por la noche, siempre y cuando organicen bien sus horarios.

Como ves, hay que tener mucho ojo con esto de la nueva factura de la luz según las horas. Es recomendable usar con cabeza la electricidad: apagar el televisor y el ordenador cuando no los usamos de manera activa, no dejar los electrodomésticos en Stand by, usar programas cortos de la lavadora y la secadora... Y por supuesto, no encender la luz siempre que la luz natural sea suficiente.


Consejos para ahorrar electricidad

Escrito por consumoelectrodomesticos 17-09-2015 en Consejos. Comentarios (0)

Si usted quiere ahorrar electricidad intente centrarse en las cosas que la gastan la mayoría de la que utiliza y así ahorrará más dinero en su factura de la luz. En otras palabras: ¿Qué consume más potencia?


Algunos electrodomésticos utilizan mucha electricidad. Otros no. Como regla general, aquellos con partes móviles o que producen calor usan mucho más que aquellos que producen luz o sonido. Así que si usted quiere ahorrar electricidad y dinero, no vale la pena preocuparse de un reloj digital o de una afeitadora eléctrica puesto que éstos usan tan poca potencia que apenas notaría la diferencia. Los grandes ahorros están en otros lugares.

Cada aparato eléctrico tiene una potencia que te dice cuánta electricidad necesita para trabajar. Esto generalmente se da en vatios (W) o kilovatios (kW). Por supuesto, la cantidad de electricidad que utiliza depende de cuánto tiempo trabaja, y esto se mide en kilovatios-hora (kWh). La electricidad es vendida por kilovatios-hora (kWh), generalmente conocido como «unidades» en su factura de electricidad. Si se sientes matemático puede calcular cuánto gasto supone un electrodoméstico, multiplicando su potencia por la cantidad de tiempo que está encendido, y por el coste de la electricidad por kWh. Un electrodoméstico como una nevera tiene una potencia baja, pero todo el tiempo va a estar usando electricidad.

Por ejemplo, supongamos que tiene un deshumidificador de 500W (es decir, 0.5kW) y está encendido todo el día. La electricidad utilizada es de 0,5 (kW) x 24 (horas) = 12kWh. Si la electricidad cuesta 15 céntimos por kWh (precio variará dependiendo de la tarifa en) esto le costará 12 x 15 = 180 céntimos. Es decir, le estará costando casi 2 euros al día que el deshumidificador esté trabajando constantemente, para que pueda ver cómo un sólo electrodoméstico puede aportar mucha parte de la factura de la luz.

Muchos electrodomésticos tienen innovaciones en el diseño para hacerlos más eficientes energéticamente. Un horno eléctrico podría estar mejor aislado para reducir posibles pérdidas de calor si se coloca lejos ventanas, puertas o de la nevera, reduciendo así la energía que necesita para mantener su temperatura de cocción. Una lavadora moderna es probable que sea diseñada para conseguir que su ropa esté limpia en temperaturas más bajas, usando menos agua y detergente, y necesitando menos tiempo en sus ciclos de lavado. Aunque esté en inglés, en esta página hay una tabla muy completa sobre cuánto gastan los distintos electrodomésticos, teniendo en cuenta también sus tipos o antigüedades: http://www.wholesalesolar.com/solar-information/how-to-save-energy/power-table


LAS ETIQUETAS A

Los aparatos que cuentan con su 'A' en la etiqueta energética son los más eficientes y le ahorrarán dinero en comparación con otras máquinas de menor eficiencia, aunque cuesten más caros a la hora de comprarlos.


MONITORES DE ENERGÍA

Muchas casas tienen monitores de energía que muestran cuánta electricidad se está utilizando en cada momento del día, así como cuánta fue utilizada la semana pasada, el mes pasado, etc. Son dispositivos inalámbricos que pueden decir que cosas inútiles están en ejecución y como están repercutiendo en su uso de energía, y también el coste mensual que pueden suponer. Los modelos más básicos se pueden comprar por alrededor de 30 euros, aunque puede encontrar aparatos muy avanzados que ofrecen muchas opciones de uso.


ILUMINACIÓN

Aunque una sola bombilla no usa mucha electricidad (60-100W para una bombilla antigua típica), nuestras casas pueden tener una decena de ellas, por lo que suman mucho si se consideran juntas, alrededor de un quinto de la electricidad de un hogar promedio. Y si su hogar es un chalet de varias plantas, el gasto puede ser aún mayor si es muy descuidado dejando encendidas las luces que no usa. A medida que avanzamos a bombillas de bajo consumo, la cantidad de energía que gastamos en iluminación se va reduciendo, pero todavía sigue notándose su impacto en la factura. Válgase la mayor parte del tiempo que sea posible de la luz natural, la del sol, teniendo sus persianas subidas y las cortinas abiertas en la medida de lo posible. Y si está eligiendo una casa para mudarse, tenga también en cuenta las ventanas que tenga y su luminosidad, pues será un factor que le afectará toda su vida, ya que estará pagando en sus facturas menos o más según lo luminoso que sea su hogar. Y no sólo ello, sino que está demostrado que la luz solar influye positivamente en el carácter de las personas, por lo que puede hacer que sus días sean más agradables en su nuevo hogar.


Frigorífico: reducir consumo

Escrito por consumoelectrodomesticos 14-09-2015 en Reducir consumo. Comentarios (0)

Su frigorífico es un consumidor nato de electricidad, funcionando las 24 horas del día, 365 días al año. Incluso pequeños cambios en la manera en su uso se suman con el tiempo. Estos son unos sencillos consejos para bajar el consumo de electricidad y para aumentar la eficiencia:

Consejos consumo nevera


Limpie los serpentines del condensador. Las bobinas de metal en la parte posterior de su frigorífico ayuda a deshacerse del calor del compresor, la parte que realmente enfría el frigorífico. Manteniendo las bobinas libres de polvo y residuos hará que el compresor no tenga que trabajar tan duro enfriar los alimentos, según los fabricantes de las marcas y lo servicios técnicos de reparación.

Cubrir los alimentos. Ya sabe usted que cubrir su comida ayuda a retener la humedad y conservar la frescura, pero ¿sabía usted que también ahorra energía? El compresor de un frigorífico tiene que trabajar más para enfriar el aire húmedo. Cubriendo los alimentos se limita la cantidad de humedad en la nevera y recorta mucho el trabajo que el compresor tiene que realizar.

Mantenga la puerta cerrada. Esto es bastante obvio, pero mientras que usted está sosteniendo la puerta abierta de su electrodoméstico intentando averiguar lo que quiere, entra en el calor de la habitación. Los alimentos se calientan poco, y la nevera tiene que apoyarse en el compresor nuevo e inmediatamente aumentan los costes de energía. Obviamente es necesario abrir la puerta, sólo que hágalo rápidamente.

Electrodomésticos pequeños para familias más pequeñas. Si usted tiene más espacio de nevera que el que realmente necesita, es más volumen de aire que el compresor debe mantener frío. Una joven pareja que vive sola no necesita una nevera gigante capaz de alimentar a todos los niños del barrio. Medimos el consumo de energía en relación al espacio interior total, para una mejor idea de la eficiencia general.

Asegúrese de que programa la temperatura adecuada. Mantener su frigorífico demasiado caliente podría hacer que los alimentos se estropeen, pero manteniéndolo demasiado frío puede arruinar otros alimentos, además de aumentar de manera innecesaria los costes de energía extra, lo que repercutirá directamente en su factura de la luz. Si duda del correcto funcionamiento del termostato, ponga un termómetro en un vaso de agua en el centro de la nevera y déjelo reposar una hora. Si la temperatura no es la que ha marcado usted en el termostato, sería conveniente que cambie el termostato por otro o llame a un servicio técnico de electrodomésticos si no se ve capacitado para ello.

Verifique los sellos de goma de la puerta. Si los sellos de la puerta están deformados o rasgados, va a sufrir constantes pérdidas de frío hacia la cocina. Si necesita reemplazar los sellos, póngase en contacto con el fabricante si se considera un manitas, para comprar el repuesto para su modelo. Si no, puede contactar con un servicio técnico, es normalmente uan reparación barata.

Descongelar periódicamente el congelador. Si su congelador necesita descongelarse manualmente, asegúrese de hacerlo de manera regular en el tiempo. No deje que acumulen mucha escarcha antes de hacerlo. De lo contrario, se restringe el flujo de aire en el congelador y también se conserva una humedad exagerada, que como mencionamos es más difícil que se enfríe.

Mantenerlo lleno. Cosas frías mutuamente conservan su frío. Con la crisis no es tarea sencilla, pero si no tiene mucha comida, coloque bolsas de hielo o jarras de agua fría en el interior. O cualquier botella con líquido, como los refrescos.

Evitar los objetos calientes. Si pone una cacerola caliente en el frigorífico recién sacada del horno, todo el calor del plato se irradia hacia la nevera, calentando todo el aire de dentro. Su compresor tendrá que trabajar más para enfriar el aire, lo que supone una pérdida de electricidad y dinero. Deje enfriar de platos calientes en la encimera antes de ponerlos en el frigorífico.

Apague el fabricador de hielo. Si deja la máquina encendida cuando no la usa, puede ser un gasto tonto de energía. Considere apagar esta función de su electrodoméstico cuando la caja se llena con hielo, o simplemente no usarlo tan a menudo.

Mantenerla lejos del calor. Esta es otra evidente, pero trate de no colocar la nevera justo al lado de su horno. También evite la luz solar directa.

Si sigue estas pautas debería ver una disminución en su factura de energía con el tiempo. Si sospecha que no funciona correctamente alguna de las piezas o funciones de su nevera, o tiene fugas de frío o de gas, contacte con un servicio técnico para su reparación, con ello ahorrará tanto dinero a la larga como reducirá el efecto negativo sobre el medio ambiente.


Determinar cuánto consumen los electrodomésticos

Escrito por consumoelectrodomesticos 10-09-2015 en Medir consumo. Comentarios (0)

Determinar cuánta electricidad gastan sus electrodomésticos puede ayudar a entender cuánto dinero están gastando a final de mes en la factura de la luz.


consumo electricidad electrodomésticos


Utilice la siguiente información para estimar cuánta electricidad está utilizando un aparato y  los gastos de electricidad para que pueda decidir si invertir en un aparato más eficiente. Hay varias maneras de estimar cuánta electricidad consumen sus electrodomésticos y electrónica casera:


-La etiqueta de guía de energía, que muestra el funcionamiento anual estimado, costes y estimación anual de la electricidad usada por el aparato. Proporciona una estimación del consumo de energía promedio y costo para operar el modelo específico del aparato que está usando. Tenga en cuenta que todos no todos los aparatos deben contar con una guía de la energía.


-Uso uso monitores de contorl energético: son fáciles de usar y pueden medir el consumo de electricidad de cualquier dispositivo que funciona a 120 voltios. (Pero no puede utilizarse con grandes aparatos que usan 220 voltios, como las secadoras de ropa eléctricas, acondicionadores de aire centrales o calentadores de agua). Puedes comprar monitores de uso de electricidad en ferreterías por alrededor 25-50 euros. Antes de utilizar un monitor, lee el manual del usuario. Para averiguar cuántos vatios de electricidad está utilizando un dispositivo, simplemente enchufa el monitor en la salida eléctrica del dispositivo y luego enchufa el dispositivo en el monitor. Mostrará cuántos vatios utiliza el dispositivo. Si quieres saber cuántos kilovatios-hora (kWh) de electricidad utiliza en una hora o un día, simplemente programada esa función. Los monitores son especialmente útiles para encontrar la cantidad de kWh utilizados durante cualquier período de tiempo para dispositivos que no se ejecutan constantemente, como los frigoríficos.


-Muchos electrodomésticos siguen usando una pequeña cantidad de energía en el famoso estado stand-by cuando se apagaron. Estas cargas fantasma ocurren en la mayoría de los aparatos que utilizan electricidad, como televisores, radios, ordenadores y aparatos de cocina. Las cargas fantasma aumentan significativamente el consumo de energía del dispositivo. Estas cargas pueden evitarse desconectando el aparato o usando una regleta y utilizando el interruptor de la regleta que interrumpe la alimentación eléctrica del aparato. Tanto los fabricantes como los servicios técnicos de reparación afirman encarecidamente que es una medida muy recomendable para ahorrar en la factura de la luz.