Consejos para ahorrar electricidad

Escrito por consumoelectrodomesticos 17-09-2015 en Consejos. Comentarios (0)

Si usted quiere ahorrar electricidad intente centrarse en las cosas que la gastan la mayoría de la que utiliza y así ahorrará más dinero en su factura de la luz. En otras palabras: ¿Qué consume más potencia?


Algunos electrodomésticos utilizan mucha electricidad. Otros no. Como regla general, aquellos con partes móviles o que producen calor usan mucho más que aquellos que producen luz o sonido. Así que si usted quiere ahorrar electricidad y dinero, no vale la pena preocuparse de un reloj digital o de una afeitadora eléctrica puesto que éstos usan tan poca potencia que apenas notaría la diferencia. Los grandes ahorros están en otros lugares.

Cada aparato eléctrico tiene una potencia que te dice cuánta electricidad necesita para trabajar. Esto generalmente se da en vatios (W) o kilovatios (kW). Por supuesto, la cantidad de electricidad que utiliza depende de cuánto tiempo trabaja, y esto se mide en kilovatios-hora (kWh). La electricidad es vendida por kilovatios-hora (kWh), generalmente conocido como «unidades» en su factura de electricidad. Si se sientes matemático puede calcular cuánto gasto supone un electrodoméstico, multiplicando su potencia por la cantidad de tiempo que está encendido, y por el coste de la electricidad por kWh. Un electrodoméstico como una nevera tiene una potencia baja, pero todo el tiempo va a estar usando electricidad.

Por ejemplo, supongamos que tiene un deshumidificador de 500W (es decir, 0.5kW) y está encendido todo el día. La electricidad utilizada es de 0,5 (kW) x 24 (horas) = 12kWh. Si la electricidad cuesta 15 céntimos por kWh (precio variará dependiendo de la tarifa en) esto le costará 12 x 15 = 180 céntimos. Es decir, le estará costando casi 2 euros al día que el deshumidificador esté trabajando constantemente, para que pueda ver cómo un sólo electrodoméstico puede aportar mucha parte de la factura de la luz.

Muchos electrodomésticos tienen innovaciones en el diseño para hacerlos más eficientes energéticamente. Un horno eléctrico podría estar mejor aislado para reducir posibles pérdidas de calor si se coloca lejos ventanas, puertas o de la nevera, reduciendo así la energía que necesita para mantener su temperatura de cocción. Una lavadora moderna es probable que sea diseñada para conseguir que su ropa esté limpia en temperaturas más bajas, usando menos agua y detergente, y necesitando menos tiempo en sus ciclos de lavado. Aunque esté en inglés, en esta página hay una tabla muy completa sobre cuánto gastan los distintos electrodomésticos, teniendo en cuenta también sus tipos o antigüedades: http://www.wholesalesolar.com/solar-information/how-to-save-energy/power-table


LAS ETIQUETAS A

Los aparatos que cuentan con su 'A' en la etiqueta energética son los más eficientes y le ahorrarán dinero en comparación con otras máquinas de menor eficiencia, aunque cuesten más caros a la hora de comprarlos.


MONITORES DE ENERGÍA

Muchas casas tienen monitores de energía que muestran cuánta electricidad se está utilizando en cada momento del día, así como cuánta fue utilizada la semana pasada, el mes pasado, etc. Son dispositivos inalámbricos que pueden decir que cosas inútiles están en ejecución y como están repercutiendo en su uso de energía, y también el coste mensual que pueden suponer. Los modelos más básicos se pueden comprar por alrededor de 30 euros, aunque puede encontrar aparatos muy avanzados que ofrecen muchas opciones de uso.


ILUMINACIÓN

Aunque una sola bombilla no usa mucha electricidad (60-100W para una bombilla antigua típica), nuestras casas pueden tener una decena de ellas, por lo que suman mucho si se consideran juntas, alrededor de un quinto de la electricidad de un hogar promedio. Y si su hogar es un chalet de varias plantas, el gasto puede ser aún mayor si es muy descuidado dejando encendidas las luces que no usa. A medida que avanzamos a bombillas de bajo consumo, la cantidad de energía que gastamos en iluminación se va reduciendo, pero todavía sigue notándose su impacto en la factura. Válgase la mayor parte del tiempo que sea posible de la luz natural, la del sol, teniendo sus persianas subidas y las cortinas abiertas en la medida de lo posible. Y si está eligiendo una casa para mudarse, tenga también en cuenta las ventanas que tenga y su luminosidad, pues será un factor que le afectará toda su vida, ya que estará pagando en sus facturas menos o más según lo luminoso que sea su hogar. Y no sólo ello, sino que está demostrado que la luz solar influye positivamente en el carácter de las personas, por lo que puede hacer que sus días sean más agradables en su nuevo hogar.